Pulpo a la Gallega ” Restaurante El Brezo Palencia “

No hay plato más popular en toda España que el Pulpo a la Gallega, o Pulpo a feira que le dirían en Galicia. Es un plato que no es difícil de elaborar, pero por contra, sí es una comida que necesita de un cuidado especial, y es que su truco y éxito radica en que el pulpo nos quede blando. Si no es así, dará igual que esté exquisito de sabor, que el plato no será del gusto de los comensales. Por lo tanto, nuestra principal labor será ablandar su carne, o “asustarlo”, como vulgarmente suele decirse. Para ello, hay dos métodos tradicionales. – Darle una buena “paliza”. Es decir, golpear el pulpo repetidamente con algo duro hasta que notemos que su carne se vuelve más tierna. – Congelarlo dos días antes. Lo que buscamos con ello es conseguir que los tejidos se rompan. El pulpo contiene bastante agua, con lo que al congelarse ésta se convierte en hielo que tiende a expandirse y hace que los nervios se rompan. Cuando lo vayamos a cocinar, lo sacamos un día para que se descongele por sí solo y suelte los jugos.

Pulpo a la gallega

Llega el momento de cocinarlo, y también aquí hay una técnica tradicional: la conocida como “asustar” al pulpo. Pero mejor vayamos directamente ya con la receta del pulpo a la gallega: – Ingredientes (para 4 personas):

  • Un pulpo de unos 2 kilos
  • 1/2 kilo de patatas
  • Sal Gorda
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • Pimentón picante
  • Pimentón dulce
  • Media cebolla

- Dificultad: Media – Elaboración:

  1. Una vez tierno el pulpo según las técnicas que antes os comenté, en una olla ponemos agua a hervir junto con la cebolla
  2. Cuando comience a hervir, agarramos el pulpo por los tentáculos y lo introducimos tres veces seguidas en el agua (ésto es “asustarlo“) y entonces lo echamos dentro para que se cueza.
  3. Dejamos que hierva el pulpo (aproximadamente por cada kilo de pulpo serían unos 20/25 minutos, así que en este caso lo dejamos 50 minutos).
  4. Mientras se cuece, pelamos y cortamos las patatas (papas para los canarios) en rodajas.
  5. Cuando ya esté cocido el pulpo, lo dejamos reposar 15 minutos. Entonces lo sacamos, y en ese mismo agua del pulpo cocemos las patatas.
  6. Mientras, cortamos el pulpo en rodajas.
  7. Una vez cocidas las patatas, comenzamos con la presentación.
  8. Preferentemente, sobre un plato o tabla de madera, ponemos en primer lugar las patatas en rodajas. Encima colocamos el pulpo también en rodajas. Luego lo rociamos con el aceite de oliva, y finalmente se espolvorea con el pimentón dulce mezclado con el picante y bastante sal gruesa (importante que sea gruesa).

Si os apetece, tomároslo con un buen Albariños y disfrutadlo.  Foto: consumer , receta de: Gourmet

Deja un comentario

happy wheels 2